Diseñar una página de inicio efectiva para tu web

Quizá este escenario te resulte algo familiar: decides lanzarte y crear una nueva página web. Buscas un nicho en el mercado, recopilas el material necesario, tienes todo listo y ahora solo queda presentarla al público. ¿Es tu página de inicio efectiva? ¿Y cómo garantizas que se queden?
Al igual que con las personas, el éxito de una página puede depender mucho de la primera impresión, es por esto que debemos esforzarnos en el diseño para ofrecer una página de inicio que cautive, que sea llamativa pero también con una experiencia de usuario óptima y, esto se consigue con una navegación rápida, sencilla e intuitiva.
Como siempre, es más fácil decirlo que hacerlo pero… no hay nada que temer. Vamos a presentarte algunas recomendaciones pensadas por los “líderes” en diseño WordPress en Cantabria, que puedes seguir para lograr la página de inicio ideal para tu web.

Hagas lo que hagas, nunca sobrecargues

Entendemos que quieres aprovechar ese primer vistazo para ofrecer a los visitantes todo lo que tienes y tooodo lo que eres pero, hay una línea muy fina entre asombrar y saturar. Piensa en alguien a quien conozcas o, mejor, recurramos a experiencias personales: cuando entramos a un sitio donde no sabemos a qué mirar primero, terminamos por cerrarlo de forma casi inmediata.
En lugar de cansar al público y sobrecargar la visita, opta por un inicio más minimalista y centrado en los aspectos más relevantes de tu web. Aprovecha las enormes posibilidades que brinda internet y la facilidad de algunas plataformas (como el diseño web en WordPress), donde podremos probar miles de temas y plantillas hasta dar con el que mejor se adapte a lo que quieras mostrar.

Usa la lógica

Nuevamente, a la hora de elegir la distribución del contenido lo mejor es basarnos en experiencias propias. Las secciones que existan en nuestra página de inicio deben estar agrupadas de forma “coherente”, tratando de garantizar esa experiencia de usuario que comentábamos antes.
Cuando estamos dividiendo y ordenando nuestra página de inicio, es importante que nos pongamos en el lugar del visitante ya que, como imaginas, su manera de estructurar el contenido no es igual a la nuestra. Hay que tratar de imaginarnos cómo puede pensar o actuar quien visite nuestra web y moldear la página de inicio de acuerdo a estas cosas.

Conserva lo útil (y solo lo útil)

Un buen diseño web no significa simplemente que a simple vista sea “bonita”. También necesita conseguir que la experiencia de usuario sea lo más agradable posible y, así, ofrecerle un uso fácil unido a un aspecto visual agradable. Para alcanzar esto, es necesario soltar algo de peso en el camino. Y con peso nos referimos a elementos totalmente prescindibles.
Al momento de diseñar tu página de inicio, haz el ejercicio mental de sopesar la presencia de cada párrafo, cada imagen y cada elemento del sitio. Determina cuáles son inamovibles y centra el diseño en ellos, relegando a un segundo plano o desechando por completo aquello que no parezca tener mayor importancia.

Aprovecha los textos

No es un secreto que las personas (en especial) somos criaturas visuales, pero esto no significa que debas descuidar los textos de tu página de inicio. Quizás no tenga tanto impacto inmediato como una imagen, pero el contenido escrito -usado inteligentemente- puede ser el detonante del crecimiento de tu web.
Para empezar, y esto es algo prácticamente lógico, el texto en tu página de inicio debe ir acorde al tipo de lenguaje empleado por tu mercado meta. Básicamente, escribe de forma que te entiendan y con un tipo de lenguaje acorde. Añade también que debes nutrirte de palabras clave (tanto genéricas como específicas) en tu sitio para subir de posición en los buscadores. Bendito SEO.

Sé profesional

Tal vez tengas el nivel suficiente para elaborar una página web sólida y que cumpla, pero nunca está de más recurrir a un profesional (especialmente si queremos que nuestro proyecto siga creciendo).
Desde la redacción de textos hasta las fotografías propias, siempre que podamos realizar una inversión económica para obtener un material de calidad, es recomendable tomar esta alternativa. Claro que todo depende del capital con el que contemos y de las prioridades en cuanto al diseño.

Olvida las “pre-presentaciones”

Si quieres perder al público rápidamente, incluye una presentación antes que otro contenido en tu página de inicio. Esta práctica está en desuso y solo sirve para hacer nuestro sitio web más pesado y menos amigable. Ve al grano: que al entrar en tu página se pueda encontrar el contenido de inmediato.

¿Qué incluir en mi página de inicio?

Independientemente del contenido de tu página web, hay ciertos elementos que deben estar presentes en la página de inicio para garantizar una navegación idónea al usuario y para ofrecer “la mejor cara” de nuestro sitio. Estos son:


Identidad

Una imagen corporativa. Logo de tu empresa o con el nombre de tu blog, o cualquier elemento que sea la identidad visual del sitio. Suele ubicarse en la parte superior izquierda. Es una buena idea que al hacer click sobre él en el resto de páginas, te redirija a la página de inicio.


Datos de contacto

Normalmente estos se reservan para el final de la página, pero no es una regla inquebrantable. Incluye dirección, teléfono, correo y cualquier otra vía de contacto que consideres necesaria.


Buscador

La herramienta total para facilitar la navegación en tu sitio. Una simple barra de búsqueda, que permita a tus visitantes localizar de forma sencilla y rápida cualquier contenido en específico que estén buscando.


Menús de navegación

Estas divisiones, ubicadas en la parte superior o a la izquierda preferiblemente, servirán para agrupar y jerarquizar todo el contenido de nuestro sitio y así presentárselo a los visitantes de forma atractiva y -sobre todo- ordenada.


Llamadas a la acción (Call to Action)

Para fomentar la interacción del público, lo mejor es incluir en nuestra página de inicio elementos que faciliten la interacción con el visitante. Esto es, por ejemplo, canales para descargar contenido exclusivo, links para suscribirse a boletines, etc.


Contenido legal

Se recomienda que toda información sobre derechos de autor, legislación u otros avisos legales por el estilo, se incluyan tanto en la página de inicio como en el resto de páginas. Generalmente se colocan en el pie de página y se configura un aviso para las cookies.

 

Sabemos que son algunos de los aspectos más básicos que habría que tener en cuenta a la hora de iniciar un proyecto web, pero, precisamente por eso, porque lo damos por hecho, muchas veces se nos olvida.

Deja un comentario